¿Qué desafíos implica convertirse en papá?

Por: Luciana Espinoza



El nacimiento de un hijo o hija trae consigo diversos cambios. Estos pueden ser vividos como un suceso impactante que puede trasformar la perspectiva de vida de una persona. No obstante, es importante reconocer como este evento puede afectar y ser vivido de manera diferente por hombres y mujeres, debido a la diferencia de experiencias propias, proyectos de vida o la influencia que han tenido en ellos y ellas los cambios y atribuciones del contexto social y familiar (Puyana y Mosquera, 2005). Frente a ello, es importante reconocer como la paternidad trae consigo la aparición de nuevos desafíos. El embarazo siempre se ha encontrado relacionado con la aparición de nuevos cambios y experiencias en la madre, por lo que normalmente no se ha tomado gran importancia a los posibles retos que esta experiencia también puede significar para el padre.


Durante el embarazo, el padre asume un rol de acompañante y apoyo para la madre a través de los diversos cambios y dificultades que esta etapa conlleva. No obstante, estos cambios también generan un impacto en él, pues implican también la aparición de nuevos sentimientos de confusión, temor y angustia frente a este nuevo rol y la responsabilidad que conlleva. En este sentido, ser padre siempre se ha relacionado con la responsabilidad de trabajar para proveer a la familia, así mismo, con la necesidad de asumir el rol de protector que ofrece seguridad a esta misma (Rocco y Castro, 2007). Asumir estos nuevos roles puede ser de dificultad para un padre, pues implica asumir responsabilidades con otros y con ello, aprender a enfrentar nuevos desafíos requeridos. Es normal con ello, experimentar sentimientos de confusión y temor, pues todos los retos implican aprender de experiencias nuevas sobre todo si estas implican dificultades como la falta de acceso a un trabajo o la dificultad de proteger a su familia de contextos familiares o sociales violentos. Es importante reconocer que el padre también puede sentirse vulnerable frente a las dificultades y por ello requiere también de apoyo y compañía frente a la responsabilidad que asume.


La construcción de la relación con los hijos, es también un desafío para los padres. Esto debido a que, en ocasiones, el embarazo de la pareja no produce la misma experiencia de conexión que atraviesa la madre con su bebe. Sin embargo, como explican Puyana y Mosquera (2005), esta conexión normalmente suele incrementarse tras el de nacimiento del bebe, pues aparece junto a este suceso, la aparición de la responsabilidad de cuidado que conlleva la crianza de un hijo. Esto implica para el padre, el desafío de aprender a establecer una relación de confianza con el niño o niña que le permita aprender a conocer las necesidades y responsabilidades que requiere de su parte. Frente a ello, el rol de la paternidad implica dedicar tiempo de calidad que permita la construcción de un vínculo, a través del cual un padre pueda reconocer las dificultades, capacidades y habilidades que poseen los hijos. Esto permitirá, ayudarlos a enfrentar dificultades y, además, motivarlos, ayudándolos a reconocer las habilidades que poseen para enfrentarse a retos que atraviesen.


Referencias:

Puyana, Y. y Mosquera C. (2005). Traer hijos o hijas al mundo: significados culturales de la paternidad y la maternidad.


Rocco, Q. y Castro, V. (2007). El papel del padre en el desarrollo del niño. International

Journal of Developmental and Educational Psychology, 1, pp. 167-181.

Comparte tu opinión

© 2023 by Train of Thoughts. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now