Retos de la migración

Por: Joaquín Mayta




Desde hace algunos años somos testigos de migraciones de personas de diversos países (como Venezuela) hacia el Perú. Las migraciones no son un fenómeno nuevo, por el contrario, estas ocurren desde hace cientos de años en todo el mundo. Asimismo, las migraciones se han dado por diversas razones, por ejemplo, por la situación política del país (como es el caso de Venezuela o Afganistán) o para buscar mejores oportunidades laborales y económicas, etc.


La migración es todo un reto pues los migrantes viven un proceso de cambio y adaptación al país que llegan. Este proceso de cambio se conoce como aculturación, y es el resultado del encuentro entre dos culturas (Berry, como es citado por Nina-Estrella, 2018), pues los migrantes llegan con sus hábitos y costumbres, y tienen que encontrar formas para adaptarse al nuevo contexto. Por ejemplo, muchos migrantes tienen necesidades de aprender el idioma, entender nuevas costumbres y hábitos, o modificar el rol que antes cumplían en su lugar de origen (Nina-Estrella, 2018).


A simple vista, uno podría pensar: “Bueno, los migrantes tiene que aceptar su nueva realidad y seguir adelante”. Sin embargo, este proceso es mucho más complejo, pues no se da de la noche a la mañana, sino que cada uno lo vive a su manera. Por un lado, la migración conlleva la vivencia de duelos por aquello que dejan en su país de origen (su cultura, su familia y amigos, etc.). Por otro lado, se vivencia mucha incertidumbre por estar en un entorno muy distinto, donde tienen que empezar prácticamente desde cero y encontrar formas de sobrevivir cada día.


Además, este proceso de adaptación implica otros retos que los migrantes deben enfrentar todos los días. En primer lugar, deben costear sus gastos básicos, para su alimentación y vivienda. Para ello deben tramitar los documentos que les permitan la entrada, estancia y trabajo en el país. Lastimosamente, no siempre es tan fácil adquirir estos documentos. Asimismo, muchos migrantes se vuelven el principal sustento económico para sus hijos e hijas (con quienes, muchas veces, tienen que salir a trabajar) o para su familia en Venezuela. ¡Debe ser realmente trabajoso llevar el peso de sus familias sobre sus espaldas!


Teniendo en mente todo lo referido, podemos suponer que en este proceso se pueden experimentar muchos sentimientos y emociones, entre los cuales pueden darse: estrés, incertidumbre, frustración o angustia por no conseguir trabajo y por su situación de inestabilidad (Blouin, Goncalves y Jave, 2019); miedo, tristeza, desconfianza, desmotivación, soledad, pues sus familiares, amigos y fuentes de apoyo, muchas veces, se encuentran lejos. ¡Qué difícil debe ser estar rodeado de muchas personas y, aun así, sentirse solo y extraño en un lugar! Y sentirse parte de la comunidad se vuelve más difícil si reciben discriminación, segregación o maltrato.


En conclusión, la migración es un proceso sumamente desafiante, pues conlleva varias dificultades, cambios y vivencias en los migrantes. En todo esto, no deja de sorprendernos el apoyo mutuo que se dan, la fortaleza, lucha y determinación que demuestran cada día, encontrando formas para salir adelante utilizando sus propios recursos. Como comunidad debemos reflexionar sobre nuestro rol y mirada hacia los migrantes, pues podemos caer en la estigmatización y la discriminación. Siendo capaces de empatizar con sus vivencias y todos los retos que tienen que enfrentar cada día, podemos aportar nuestro granito de arena durante el proceso que están viviendo, siendo personas que respeten, se solidaricen y les apoyen cada día. De esta forma, podremos ir construyendo un “nosotros”, es decir, sentirnos parte de una comunidad con diversidad (étnica, cultural, ideológica), basada en el respeto y la reciprocidad común.


Bibliografía consultada

Arce, R. y Durand, R. (2021). Apoyo social percibido y bienestar psicológico de inmigrantes venezolanos en la ciudad de Arequipa 2019 (Tesis de Licenciatura). Recuperado de http://repositorio.unsa.edu.pe/bitstream/handle/20.500.12773/12365/PSduverv_armare.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Blouin, C., Goncalves, M. y Jave, I. (2019). Una mirada a los impactos psicosociales en personas refugiadas y migrantes venezolanas alojadas en albergues en Lima (Perú). Diagnóstico rápido. Lima: Instituto de Democracia y Derechos Humanos de la Pontificia Universidad Católica del Perú y ACNUR.

Nina-Estrella, R. (2018). Procesos Psicológicos de la Migración: Aculturación, Estrés y Resiliencia. Sapiens Research, 8(2), pp. 29-37.


Entradas Recientes

Ver todo

Ir a terapia es de valientes

Por Claudia Armas Ir a terapia es un acto valiente. ¿Por qué? Porque significa reconocer y aceptar que hay algo en nosotros que no está funcionando del todo bien, que nos afecta y que necesitamos darl