Primer contacto mamá – bebé.

Por: Maria Paula Ferreyros

Luego del parto, mamá y bebé han sido separados, para volverse a encontrar, por lo que los primeros momentos que se dan entre ellos son muy importantes. De esta manera, el bebé utiliza sus 5 sentidos para reencontrarse con su madre. Hoy hablaremos de 3 de ellos.


Vista

Inicialmente el bebé no puede ver mucho, pero estudios afirman que pueden ver imágenes o personas que se encuentran entre 20 y 25 centímetros de distancia. Esta es la distancia que hay entre él y su madre cuando lo tiene en sus brazos al momento de darle de lactar, por lo que ese momento resulta uno de especial conexión.


Oído

Los bebés ya reconocen la voz de su mamá (y su papá), porque la han ido escuchando a lo largo del embarazo. También conoce el latido del corazón, ya que este lo ha acompañado durante todo el tiempo que permaneció en la barriga. Por ello, hablarle al bebé, y tenerlo cerca para que pueda escuchar el corazón, siempre va a ayudar a formar el vínculo y a tranquilizarlo.


Tacto

El contacto físico es una de las cosas más importantes para el bebé durante sus primeros meses. Los abrazos, besos, caricias le brindan al bebé sensaciones placenteras que ayudan a desarrollar el vínculo y a proporcionarle seguridad.


En ese sentido, una práctica muy importante durante el primer mes (y especialmente durante los primeros momentos después del parto) es el contacto piel a piel. Este consiste en colocar al recién nacido desnudo sobre el pecho de su madre, ya sea de manera inmediata (primeros 10 minutos luego del parto) o temprana (entre los 10 minutos y las 24 horas después del parto). El contacto piel a piel es beneficioso tanto para la mamá como para el bebé, ya que es como una manera de facilitar una mejor transición de la barriga al mundo exterior. A continuación, veremos alguno de sus beneficios:

  • A corto plazo:

  • Ayuda a instaurar la lactancia materna, ya que hace que el bebé busque instintivamente el pezón, ya que el calor y el olor de la madre lo guían a ello.

  • Regula la respiración, temperatura y frecuencia cardiaca, lo que alivia el estrés y la ansiedad generada por el parto.

  • Lo relaja, ayuda a que llore menos.

  • Brinda sensación de bienestar y tranquilidad a la madre, y ayuda a favorecer el vinculo y apego.

  • A largo plazo:

  • Ayuda a mantener la lactancia materna con mayor éxito.

  • Reduce la irritabilidad y llanto del bebe.

  • Fortalece el vínculo y comunicación con los padres.

  • Favorece el sistema inmunológico y neurológico del bebe.

Como hemos podido ver, el primer contacto con el bebé ayuda a establecer las bases para una mejor relación entre ambos, y a criar a un bebé emocionalmente más sano.


Referencias

MAPFRE. (2020). Beneficios del contacto piel con piel. Recuperado de https://www.salud.mapfre.es/salud-familiar/bebe/crecimiento-y-desarrollo/beneficios-del-contacto-piel-con-piel/#:~:text=El%20beb%C3%A9%20puede%20regular%20mejor,sobre%20todo%20en%20beb%C3%A9s%20prematuros.



Comparte tu opinión

© 2023 by Train of Thoughts. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now