El regreso a clases

Por: Macarena Salinas



Nuestra educación está en emergencia. A partir de la pandemia, hubo una pérdida de aprendizajes significativa, una afectación de la situación socio-emocional, interrupción de estudios y riesgo de abandono escolar, una brecha de conectividad, y así, diversas complicaciones más (Departamento de Psicología PUCP, 2021).


Después de casi dos años de pandemia, poco a poco vamos a regresar a clases presenciales o semipresenciales. Con esto, surgen muchas preguntas: ¿Estamos listos y listas para regresar a las aulas? ¿Qué temores se están presentando en los niños, niñas y adolescentes ahora que volverán a los colegios? Después de un largo periodo de confinamiento, ¿cómo será este nuevo inicio de clases? Para responder a estas y otras preguntas, el día de hoy ofrecemos el presente texto.


Con el regreso a clases, las niñas, los niños y las y los adolescentes pueden estar sintiendo muchas cosas diferentes. Por un lado, pueden sentir entusiasmo por ver a compañeras y compañeros, o porque ir a clases puede ayudarlos a prestar más atención y aprender más. Por otro lado, pueden sentir miedo o desconfianza por el coronavirus, o porque la incertidumbre que genera el cómo va a ser el regreso a clases. Por último, incluso pueden estar tristes porque van a separarse de mamá y papá, hermanos y hermanas, y sus mascotas.

Así, es muy valioso saber que no es un regreso a clases cualquiera, es importante verlo como una nueva manera de entender lo que implica ir al colegio. Esto significa que, aunque volvamos a clases, la pandemia no ha acabado, nuestro día a día ha cambiado y hay medidas de protección que tenemos que tomar en la convivencia diaria en la escuela (Departamento de Psicología PUCP, 2021; CEDAPP, 2021). Esto implica recordar siempre los protocolos de bioseguridad (el uso de mascarillas, el distanciamiento social, el uso de alcohol personal, etc.) ya que las nuevas normas de convivencia no son solo para cuidar de nosotras y nosotros, si no también para cuidar a la comunidad.


Por otra parte, hay que tomar en cuenta que pasar de lo virtual a lo presencial será un cambio para todas y todos. Así, es importante recordar que puede que nos tome un tiempo acostumbrarnos a estudiar dentro de las clases. Ante cualquier dificultad en el colegio, debemos transmitirle a los niños y niñas que pueden comentárselo a algún docente y/o acudir a alguien en casa para que los ayude, ya que acompañarlos y acompañarlas en este proceso de reinserción a la escuela será óptimo para ellos y ellas.


De esta forma, será crucial estar ahí para ellos por si, por ejemplo, están teniendo dificultades para concentrarse en las clases, con las tareas del colegio y/o si tienen problemas con compañeros y compañeras.


En conclusión, es importante saber que el regreso a clases se está dando dentro de un contexto pandémico y que eso implica ciertas modificaciones a lo que recordamos como nuestra experiencia escolar. En esa línea, podemos sentirnos de mil y un maneras distintas y es muy valioso saber que todos esos sentires son válidos y normales. Como comunidad, debemos reflexionar sobre nuestro rol y mirada hacia los niños y niñas, cómo se pueden sentir ellos y cómo, desde nuestro rol de cuidadores y cuidadoras, podemos hacer que su regreso al colegio se dé desde el respeto, la escucha y el entendimiento.


Bibliografía


Departamento de Psicología PUCP (2021, 30 de octubre). De vuelta a clases: Retos en el retorno a clases en la era post-pandemia [Video]. YouTube. https://bit.ly/3GRh6bE

CEDAPP. (19 de agosto de 2021). Qué podemos esperar del regreso a clases? ¿Cómo llegan los niños, niñas, adolescentes y los docentes después de un periodo tan largo de confinamiento? [Video]. Facebook. https://www.facebook.com/cedapp/videos/2782430952054532/