top of page

Cuando los bebés nos agreden

Por: Guillermo Cornejo



Pensar a los bebés desde la frustración, el odio y la destrucción resulta ajeno a la mayoría de personas; normalmente los vemos como estos pequeños tiernos, inocentes e indefensos que están al cuidado de papá, mamá o simplemente de algún adulto. Pero no pasa que a veces se siente que algo a un bebé no le gusta, o que de repente nos sorprende la fuerza con la que pueden lanzar algún objeto; o simplemente su llanto es tan abrumador que nos desespera el no poder calmarlo. Pues esos son algunos comportamientos que nos llevan un poco a cuestionar si es que dentro de ese bebé que no llega al año existe algo de agresividad hacia los demás.

Un bebé es una mezcla de varias emociones, lo que descubre en el mundo le empieza a generar impresiones propias. El olor y el calor de mamá le genera tranquilidad, le gusta que lo amamanten cuando tiene hambre, pero le disgusta separarse de mamá, empieza a llorar, no le gusta a veces que lo pongan en ciertas posiciones en su cuna, o simplemente desea algo diferente a lo que prefieren los padres. Bueno, ese llanto de separarse de la madre podría ser una forma de expresar la agresión hacia otra persona, el bebé haría uso de su fuerza interna para expresar que no está de acuerdo y querer que el otro venga a acudirlo. De la misma forma, cuando a veces uno quiere mover al bebé de posición o ponerle alguna ropa, este puede empezar a moverse o a tener movimientos bruscos, de alguna forma expresa su agresividad hacia nosotros, en una forma de decir “tú quieres algo que yo no” y marca una diferencia entre un cuidador y el bebé mismo.

Entonces, aquel bebé que aprende a hablar y a caminar es al mismo tiempo una persona que a partir de sus formas de expresión demuestra lo que quiere y lo que no quiere. Poco a poco construye sus preferencias y se diferencia de los demás, para comenzar, de su mamá, de la cual dependía incondicionalmente al nacer. Paulatinamente va regulando esos arranques agresivos con una mamá que puede contenerlo, apaciguarlo y darle a entender que está ahí para él.


Commentaires


bottom of page